Receta tomates cherry confitados con virutas de calabacín
Comida/Cena

Tomates cherry confitados con virutas de calabacín

Media
Més d'una hora
2

Elaboración

  • 1. Lavar y secar los tomates. Póngalos en una olla, añadir aceite hasta cubrirlos.
  • 2. Incorporar los dientes de ajo y las ramas de albahaca y confitar a fuego lento durante 15 minutos. Retirar del fuego. Retirar los tomates, descarte los ajos y la albahaca y reservar el aceite de cocción. Dejar enfriar.
  • 3. Mientras tanto, con la ayuda de un pelapatatas, haga láminas finas de calabacín a lo largo.
  • 4. En un plato o recipiente, coloque el calabacín y los tomates, salpimentar, espolvorear con parmesano al gusto y aliñar con el aceite de cocción
  • 5. Añadir los piñones, los picatostes, las hojas de albahaca y los brotes verdes.
  • 6. "CONSEJOS * Confitar: cocer un alimento en una grasa. La temperatura no debe superar los 80 ° C, para que el aceite no se queme y así poderlo reutilizar. Se recomienda dejar reposar los tomates en la nevera, una vez confitados, 12 horas, para que desarrollen aromas. Puede utilizar los tomates cherry confitados para acompañar una pasta o una ensalada, también como guarnición de una carne o un pescado, o como aperitivo, sobre una tostada ... Puede sustituir la albahaca por tomillo o romero fresco. "
"Para ser un plato único faltaría acompañarlo de un alimento proteico como heura a trocitos, dos huevos duros o legumbres."