Los espárragos son los tallos tiernos y jóvenes de la esparraguera y pueden ser verdes o blancos, en función de su forma de cultivo. En el siguiente post nos vamos a centrar en los espárragos verdes, una verdura que se encuentra en plena temporada, con muchos nutrientes y muy versátil en la cocina. ¿Preparado para volverte un experto? ¡Allá vamos!

3 pasos para limpiar esta verdura

¿No sabes por dónde empezar? No te preocupes porque es súper sencillo. En primer lugar, debes limpiarlos con agua, para eliminar posibles restos de tierra. Puedes hacerlo manualmente, bajo el grifo, o colocarlos dentro de un escurridor o colador y pasarlos por agua. El segundo paso es secarlos con un trapo de cocina o un poco de papel de cocina. ¡Ve con cuidado!, porque la punta, la parte más tierna, es frágil y puede romperse fácilmente. Finalmente, solamente debes quitar la parte del tallo más dura. ¿Cómo? O con las manos o con un cuchillo.

Ahora que ya sabes cómo limpiar los espárragos verdes, solamente te queda disfrutarlos. ¿Quieres saber cuál es la mejor forma de cocinarlos? ¡Toma nota!

Formas de cocinar los espárragos verdes

  1. A la plancha: una receta fácil, sencilla y deliciosa. Es la forma más habitual y después te sirven de primer plato con otras verduras o de acompañamiento para un plato de carne o pescado.
  2. Salteados: ¿Qué tal con un poco de ajo o con un revuelto de huevos o en forma de quiche o de tortilla o con un poco de pasta? ¡Una delicia!
  3. Hervidos: A lo mejor te suena un poco aburrido, pero de la misma forma que te comes la judía verde, las acelgas o las espinacas con patata hervida también lo puedes hacer con los espárragos verdes. Otra buena idea es preparar una crema. ¿Lo habías pensado?

Ya lo ves, los espárragos son una verdura muy versátil pues ¡puedes prepararla de mil formas distintitas!

               4 beneficios de este tipo de espárragos

Estamos seguros de que te estarás preguntando cuáles son las propiedades de los espárragos verdes. ¡Ahora mismo te las contamos!

  • Bajo contenido energético: Contienen una elevada cantidad de agua.
  • Ricos en fibra: son unos grandes aliados para tu microbiota intestinal, pues la mantienen sana y te ayudan a hacer la digestión.
  • Fuente de minerales: especialmente potasio, clave para el sistema nervioso, y azufre, que protege el pelo, las uñas y los tejidos.
  • Vitamina C y E: La primera es un potente antioxidante y la segunda, protege el sistema inmunitario.

Debes saber que si comes espárragos verdes y después vas al baño, la orina puede oler mal. ¡No te preocupes, porque no pasada nada, es totalmente normal! Esto se debe a una sustancia que contienen, conocida con el nombre de asparagina y que no tiene nada de malo.

 Ahora que ya lo sabes todo sobre los espárragos trigueros, no dudes en incorporar esta verdura tan buena en tu día a día. Encuentra los espárragos verdes más frescos en tu tienda habitual Ametller Origen y en la tienda online.