La alcachofa es la cabeza floral comestible de la alcachofera, una planta que brota únicamente en invierno y que nos da esta hortaliza de temporada tan famosa y  nutritiva. Sin embargo, a menudo surge la duda de cómo se debe comer una alcachofa, pues las hojas de fuera son duras, mientras que, a medida que nos acercamos al corazón son más tiernas. A continuación te contamos cuál es la mejor forma de comértela, las formas más fáciles y rápidas de cocinarla y los nutrientes que te aporta. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo comer una alcachofa cocida? 

Tanto si la has preparado a la brasa, como al microondas, las primeras hojas de la alcachofa las debes comer con las manos, mordiendo la parte más carnosa de la hoja, que es la inferior, y dejando la otra parte, más fibrosa, a un lado. A medida que te vayas acercando al corazón, verás como las hojas son mucho más tiernas y ya podrás comértelas con los cubiertos. Para que te hagas una idea, es como una flor. Imagina que vas quitando los pétalos con las manos, uno por uno, y vas comiendo la parte más tierna.

¿Cómo cocinar una alcachofa en 10 minutos? 

Parece mentira, pero es totalmente real. Puedes cocinar unas deliciosas alcachofas en tan solo diez minutos al microondas. ¿Sigues sin creértelo? Mira este vídeo:

Otras formas de cocinar esta hortaliza

A la brasa, confitadas, rebozadas. Si algo bueno tiene la alcachofa es que es muy versátil y se puede preparar de muchas formas diferentes y te puede servir de acompañamiento de una gran variedad de platos. ¿Quieres saber cómo prepararlas a la brasa? Nuestro chef Cintet te lo cuenta aquí:

Como te comentábamos, las alcachofas confitadas también son ideales y muy sencillas de preparar. ¡Apunta!

  • Limpia las alcachofas, quitándole las primeras hojas y el tallo.
  • Córtalas y ponlas dentro de una olla y cúbrelas con aceite de oliva virgen.
  • Déjalas en la olla a baja temperatura durante una hora y media o dos.
  • Déjalas enfriar. Guárdalas en un bote con el aceite por encima.

Si prefieres unas alcachofas crujientes, las rebozadas son tu opción. Así se preparan:

  • De nuevo, límpialas, quítales las hojas exteriores y córtalas
  • Bate un huevo y añádele harina. Sumerge los trozos de alcachofa.
  • Prepara un sartén con el aceite caliente y fríe las alcachofas.
  • Una vez estén hechas, ponlas encima de un papel de cocina para absorber un poco el aceite y ya están listas para consumir.

Propiedades de la alcachofa

  • Fuente de fibra: son una verdura rica en fibra, que ayuda a tu tránsito intestinal y cuida tu microbiota.
  • Potasio y fósforo: el primero ayuda al funcionamiento normal del sistema nervioso y músculos, mientras que el segundo contribuye al mantenimiento de los huesos y los dientes. Para que te hagas una idea, una ración de alcachofas cubre el 20% de la ingesta recomendada de fósforo para un adulto.
  • Contiene vitamina A y del grupo B

¿Por qué las alcachofas dan gases? 

Debes saber que las alcachofas son una de las hortalizas que más gases producen, por su elevado contenido en fibra. De todos modos, los gases no son malos, pero sí que pueden resultar molestos. Por esto, te recomendamos no abusar, es decir, por mucho que te gusten las alcachofas es mejor comer pocas a menudo, que muchas en una misma comida. Otra opción para disminuir los gases producidos es tomar una infusión digestiva después de comer. ¡Ya verás como te ayudará!

¿Por qué se ponen negras las alcachofas?

De la misma manera que ocurre con otras frutas y hortalizas, como la manzana o el aguacate, las alcachofas también se oxidan y por este motivo se ponen negras. Esto ocurre cuando las cortamos y el oxígeno entra en contacto con el alimento. Pero no te preocupes, porque se pueden consumir igualmente y también se puede evitar. ¡Te contamos cómo!

Primero de todo debes tener un limón. A continuación puedes o frotar los trozos de alcachofa con limón o bien añadir unas gotas de zumo de limón en el agua que utilices. Eso sí, si no te pases de tiempo porque puede quedar cierto sabor del limón.

Encuentra las mejores alcachofas de temporada y cosecha propia en Ametller Origen. Disfruta de esta verdura y todos sus beneficios.