¿Por qué son buenos los frutos secos?

Almendras, avellanas, nueces, nueces de macadamia, nueces de Brasil, pistachos, anacardos, castañas, piñones o cacahuetes. Existe una larga lista de frutos secos y, aunque a menudo se han demonizado por su elevado contenido calórico, estos alimentos son muy saludables para tu salud. En el siguiente post te explicamos los beneficios de los frutos secos, cuál es la cantidad recomendada que deberías comer y la principal diferencia con la fruta seca.

6 beneficios de los frutos secos

Estamos seguros que cuando leas todas las propiedades beneficiosas de los frutos secos, los incorporarás en tu dieta si aún no lo has hecho. ¡Atento!

  1. Alto contenido en proteínas: los frutos secos son una gran fuente de proteína vegetal, especialmente las almendras y las nueces que aportan entre 20-25 g de proteína por cada 100g.
  2. Grasas saludables: concretamente ácidos grasos monoinsatutados y poliinsaturados que tienen un papel protector a nivel cardiovascular, para la diabetes y determinados tipos de cáncer.
  3. Fuente de minerales: especialmente calcio -un puñado de fruta seca aporta entre 28 y 70 mg- y magnesio.
  4. Vitaminas: fuente de vitamina E, que es un gran antioxidante, y vitamina del grupo B como la vitamina B9.
  5. Rica en antioxidantes: que ayudan a mantener tus células jóvenes.
  6. Fuente de fibra: Aproximadamente te aporta entre 6 y 7 g de fibra por cada 100 g. La fibra te ayuda a regular tu tránsito intestinal y a cuidar tu microbiota.

¿Engordan los frutos secos?

Se trata de una pregunta muy habitual, pues a menudo, los frutos secos se consideran un alimento muy calórico, ya que 100 g aportan entre 550-650 de kcal. De todos modos, si nos referimos a la cantidad diaria recomendada que son, aproximadamente, 35 g, hablamos de unas 160 kcal, por lo tanto, en el contexto de una dieta saludable, los frutos secos no engordan. Asimismo, las grasas que tienen estos alimentos son cardiosaludables y contribuyen a un envejecimiento saludable.

¿Cuál es la cantidad de frutos secos que debes consumir?

Como te hemos indicado anteriormente, se recomiendan entre 3 y 7 raciones, de unos 35 g, de frutos secos a la semana y la mejor forma de consumirlos son crudos o ligeramente tostados, pero sin sal.

Cualquier hora del día es buena para comer este alimento tan saludable, sin embargo, si nos tenemos que decantar son ideales para comer con un yogur por la mañana, un puñado a media mañana o para merendar. Eso no quiere decir que no los puedas comer durante la comida o la cena en una ensalada o con un carpaccio de calabacín o picados encima de un pescado al horno. ¿Te animas a preparar alguna de estas recetas?

¿Cuál es la diferencia entre fruta seca y fruto seco?

La fruta seca o deshidratada es aquella fruta fresca, ya sean manzanas, higos, plátanos, cocos, ciruelas, etc. que ha sido sometida a un proceso de deshidratación o, lo que es lo mismo, se ha reducido su contenido en agua. En cambio, los frutos secos son frutos de un árbol que no han pasado por ningún proceso de transformación.


¿Debemos eliminar la carne roja de la dieta?

A pesar de que hay diferentes maneras de clasificar las carnes, la más popular y, que desde un punto de vista nutricional se utiliza, es la de clasificarlas entre carne roja y carne blanca:

  • Carne roja: aquella que tiene un color rojo intenso e incluye la carne de vaca, ternera, cordero, cabra, caballo y cerdo.
  • Carne blanca: aquella que tiene un color rosado suave e incluye las carnes de aves como el pollo, el pavo y también el conejo

Esta clasificación se basa en el contenido en mioglobina, una proteína que contiene hierro y que le da este color rojo característico. Así pues, la carne roja es mucho más alta en hierro en comparación con la blanca.

Principales propiedades de la carne roja:

Aporta una cantidad importante de proteínas de alto valor biológico (19 a 30 g por 100 g);  contiene grasas,  aunque varía en función del tipo de carne: la de cordero y de cabra son las más ricas en grasa (4 a 8%), mientras que las de ternera y vaca, las que menos contenido contienen (0,6 a 0,7%). La carne roja es también una fuente importante de minerales como el zinc, fósforo y hierro de alta biodisponibilidad. Asimismo, aporta vitaminas y destaca por su contenido las del grupo B, especialmente tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), piridoxina (B6) y cianocobalamina (B12).

A pesar de que en los últimos años, la carne roja ha sido sujeto de muchas críticas relacionadas con la salud, estudios científicos han demostrado que este tipo de carne no es cancerígena, si bien es cierto que un consumo excesivo puede tener un riesgo para la salud. Es por eso, que hay que evitar hacer un consumo excesivo, pero en ningún momento eliminarla.

¿Cuánta carne debes consumir?

Así pues, en el marco de una alimentación saludable (basada en alimentos de origen vegetal, frescos o mínimamente procesados) se pueden consumir de 3 a 4 veces carne a la semana y de estas que un máximo de 1 a 2 sean de carne roja. En una dieta vegana se puede sustituir la parte proteica por otro alimento.


¿Qué es la okra y qué propiedades tiene?

Sí, lo has leído bien. Okra con K. Este nombre que seguramente no habías escuchado antes, es el de una verdura originaria del África, pero que actualmente cultivamos en Catalunya. También conocida quimbombó, gombo o quingombó, la okra es una verdura fina de color verde oscuro, un poco parecida a un pimiento verde, muy apreciada en todo el mundo y con un montón de propiedades. ¿Quieres conocer todos los secretos de este desconocido vegetal? ¡Sigue leyendo!

¿Qué propiedades tiene la okra?

Esta planta tropical, que se cultiva en nuestro país desde los años 80, tiene muchos beneficios para tu salud. ¡Estos son los más destacados!

  • Fuente de antioxidantes: gracias a los polifanoles y su contenido en vitamina A y C, el consumo de okra te ayuda a mantener tus células jóvenes.
  • Rica en fibra: su elevado contenido en mucílago, un tipo de fibra, te ayuda a regular tu tránsito intestinal y actúa como un protector gástrico. Este tipo de fibra hace que cuando esta verdura se incorpora en guisos o sopas tenga un efecto espesante y una textura como viscosa. La textura es diferente cuando se come, por ejemplo, asada.
  • Rica en lisina: aunque la okra tiene muy poca proteína, se caracteriza por ser rica en lisina, un aminoácido que podría complementar las proteínas en una dieta vegana.
  • Baja en calorías: la mayor parte de esta verdura es agua, por lo que es muy baja en calorías.

¡Aprovecha las semillas de la okra!

¿Sabías que las semillas de la okra son súper saludables? Sí, tal como lo oyes. Las semillas de esta verdura son ricas en aceites esenciales y vitamina E, por este motivo ¡te recomendamos que te las comas!

¿Cómo se cocina la okra?

La okra es una verdura muy versátil, que va bien con todo y que se puede consumir tanto cruda como cocida. Puedes incorporarlas en sopas o guisos, salteadas o al horno, por ejemplo. En este vídeo Cintet te enseña cómo preparar unos deliciosos tacos de okra. ¡Pruébalos! Para lavarla es muy fácil. Quítale el rabito de la parte superior y lávala con agua. Córtala a rodajas o bien a tiras, como prefieras, y ya la tienes lista para cocinar.

https://www.youtube.com/watch?v=w2GAgyHrMYc

¿Te atreves a probar esta verdura? ¡Estamos seguros que te encantará!


¿Cuál es el mejor momento del día para comer fruta?

Los mitos que existen sobre en qué momento del día es mejor comer fruta son muchos. Unos dicen que comer fruta después de una comida no está recomendado, otros que engorda. En el siguiente post te explicamos qué tienen de cierto estos mitos, cuáles son los beneficios de las frutas y cómo puedes aumentar su consumo.

En primer lugar te diremos que la fruta se puede comer en cualquier momento del día, ya sea en las comidas principales, como postres o entre horas -a media mañana, para merendar o para tomar un tentempié-. El mejor momento siempre será cuando a ti te siente bien y esto puede cambiar en función de una persona u otra.

Beneficios de comer fruta

Una vez aclarado esto, te vamos a explicar cuáles son los principales beneficios de las frutas:

  • Mejora la salud cardiovascular: la fibra y lo antioxidantes te ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares como la insuficiencia cardíaca o la hipertensión.
  • Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades crónicas: reduce el riesgo de sufrir obesidad, determinados tipos de cáncer, diabetes de tipo 2, etc.
  • Mejora la salud intestinal: una dieta rica en frutas, verduras y otros alimentos de origen vegetal y un alto contenido en fibra mejora la microbiota.
  • Mejora la inmunidad: el consumo adecuado de frutas reduce la gravedad de algunas enfermedades infecciosas.
  • Mejora la salud mental: reduce el riesgo de sufrir ansiedad o depresión.

 Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), debes comer mínimo 3 piezas de fruta al día y para beneficiarte de sus diferentes nutrientes es recomendable que comas fruta de temporada, variada y de diferentes colores y texturas.

 ¿Cómo puedo aumentar el consumo de frutas?

A continuación te damos algunas ideas para que comas más cantidad de fruta en tu día a día.

  • Corta fruta y déjala en un tupper en la nevera: de esta forma, cuando tengas apetito, ya la tendrás lista.
  • Si vas a la oficina, prepárate un tupper: los días que no teletrabajes prepárate un poco de fruta para desayunar o para media mañana.
  • Añade fruta a tus platos: la fruta no solamente se puede comer sola. Acostúmbrate, por ejemplo, a añadirla dentro de un yogur, en una ensalada o prepara unos deliciosos batidos. ¡Cintet te enseña cómo en este vídeo!

Beneficios del silicio y los alimentos con más cantidad de este mineral

¿Sabías que el silicio es el principal mineral encargado de la formación del colágeno y los huesos?

El colágeno está implicado en la piel, las uñas, el pelo, los huesos, las articulaciones y los ligamentos. Esto significa que el silicio te ayuda a mantener una piel joven y unas uñas, unos cabellos, unos huesos y unas articulaciones fuertes.

Los vegetales son la principal fuente de silicio, especialmente el pimiento, el pepino, la cebolla y la lechuga, pero es importante comerlos crudos o en cocciones cortas para que no pierdan este mineral. Los cereales integrales, como el arroz, la avena, la cebada, el salvado, la quinoa y el mijo marrón también contienen silicio.

¡Incorpóralos en tu dieta!


Cuidemos nuestra microbiota intestinal: ¿qué nos aportan las crucíferas?

¡Mejorar nuestra microbiota intestinal es sinónimo de invertir en salud! La microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro intestino. Tener una gran variedad de bacterias es un indicador de salud, mientras que una microbiota intestinal poco diversa se asocia con enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias, entre otras.

Entre algunas de las recomendaciones para mejorar esta microbiota y su diversidad es seguir una alimentación variada, de temporada y con una gran variedad de alimentos de origen vegetal.

En el caso de la col lombarda o la coliflor, que pertenecen a la familia de las crucíferas, son una buena opción para mejorar nuestra microbiota intestinal pues nos aportan fibra, un componente que nuestro organismo no puede digerir y, por eso, llega intacto a nuestro colon, donde hay un conjunto de bacterias, conocidas como microbiota, que utilizaran estas fibras para multiplicarse y crecer y, a la vez, si las cuidamos bien, nos aportan salud.

Asimismo, las crucíferas nos aportan vitamina C, B9 y K, antocianina –un potente antioxidante que nos protege de los procesos antiinflamatorios y del envejecimiento celular- y glucosinolatos, unos elementos químicos con azufre que una vez absorbidos, se les atribuyen propiedades protectoras contra algunos tipos de cáncer, siempre y cuando estén integradas dentro de una dieta saludable.

Recuerda que se recomienda consumir un mínimo de dos raciones de vegetales al día en comidas principales, en una cantidad de entre 150-200 g en cada comida. Las podemos cocinar al vapor, salteadas o bien optar por una crema de crucíferas.