ciruelas

4 beneficios de las ciruelas

Las ciruelas se pueden clasificar según su color: amarillas, rojas, negras y verdes y existen más de 200 variedades. ¿Cuál es tu favorita? En el siguiente post te contamos todo lo que debes saber sobre esta fruta: cuándo las puedes encontrar, cuál es la diferencia entre las diferentes variedades, así como sus principales propiedades.

¿Qué meses encontramos ciruelas?

Las ciruelas son una fruta de temporada que encontramos desde principios de julio hasta finales de septiembre, aunque hay algunas variedades que pueden recolectarse también en mayo. A través de su delicioso perfume sabrás cuando están maduras y más buenas y dulces para comer.

Tipos y variedades de ciruelas

Tal y como te hemos comentado inicialmente, existen diversos tipos de ciruelas, que se clasifican según su color:

  • Ciruelas amarillas: de sabor ácido y abundante jugo.
  • Ciruelas rojas: muy jugosas y de sabor más dulce que las anteriores.
  • Ciruelas negras: de piel fina y sabor muy dulce.
  • Ciruelas verdes: de carne fina y jugosa y de gran sabor.

Dentro de cada uno de estos grupos encontramos diferentes variedades, una de las más conocidas es la Claudia. ¿Te suena verdad? Esta ciruela verde pequeña y carnosa se caracteriza por su gran sabor y dulzor. Pero, ¿te has preguntado alguna vez el origen de su nombre? ¡Te lo contamos! Recibe este nombre en honor a la reina Claudia, primera esposa del rey Francisco I de Francia, porqué le encantaban este tipo de ciruelas. Inicialmente, esta variedad de ciruela se denominaba Reina Claudia,  hasta nuestros días donde es conocida simplemente como Claudia.

¿Qué beneficios tiene la ciruela?

El principal componente de las ciruelas, como en la mayoría de las frutas de verano, es el agua, por lo que su aporte calórico es bajo. Entre sus principales nutrientes destacan:

  • Fuente de provitamina A: se convierte en vitamina A cuando entra en nuestro cuerpo y es más abundante en las variedades de ciruelas oscuras.
  • Fuente de vitamina C: que actúa como antioxidante, pues retarda el envejecimiento de tus células.
  • Elevados niveles de potasio y calcio: el primero es fundamental para el funcionamiento correcto del sistema nervioso, mientras que el segundo te ayuda a mantener los huesos y los dientes sanos.
  • Son antioxidantes: gracias a su contenido en antocianinas que se encuentran en la piel de las ciruelas.

 ¿Por qué la ciruela es laxante?

Estamos seguros de que alguna vez habrás escuchado que la ciruela es una fruta que te ayuda contra el estreñimiento. Pues bien, ¡es cierto! y te contamos el por qué:

  • Contiene sorbitol: se trata de un tipo de azúcar con efecto y acción laxante
  • Contiene fibra: que ayuda a regular el tránsito intestinal y cuida tu microbiota

Finalmente, debes saber que una ración de esta fruta son entre 3-4 de tamaño pequeño o 2 de tamaño medio. ¿A qué esperas a incorporar esta fruta deliciosa en tú día a día?

Encuentra las ciruelas más frescas y deliciosas en tu tienda habitual Ametller Origen o en la tienda online y ¡disfrútalas!

 

 


sushi

Cuando el sushi en casa se convierte en una experiencia gastronómica de altura

Para comer o para cenar, de pescado o vegetariano; además de delicioso es saludable y apto para todas las edades. ¡Hablamos de sushi! Si eres un sushi lover este post es para ti. Te contamos cuál es el mejor arroz para sushi, cuáles son los diferentes tipos que existen y donde puedes encontrar el mejor sushi para llevar.

 ¿Cuál es el tipo de arroz para sushi?

El arroz es una parte fundamental del sushi, así que escoger la variedad correcta es importantísimo para preparar un buen sushi. Así pues, debes elegir el arroz glutinoso, de grano redondo y corto. Se le llama así porque es extremadamente pegajoso y, por lo tanto, se aglutina. Una vez tienes el arroz adecuado, debes cocerlo correctamente, siguiendo algunos pasos concretos:

  • Lava el arroz con abundante agua y repite este proceso entre 4 y 5 veces.
  • Pon el arroz en una olla y, posteriormente, añádele el agua.
  • Empieza a cocerlo a fuego alto y cuando empiece a hervir baja el fuego y déjalo durante unos 20-25 minutos.
  • Pasado ese tiempo, apaga el fuego y deja reposar el arroz durante unos 15 minutos más.

El siguiente paso es mezclar el vinagre, el azúcar y la sal y, posteriormente, mezclarlo con el arroz. ¡Ya puedes preparar tu variedad de sushi favorita!

¿Cuáles son los tipos de sushi?

Estamos seguros de que has comido muchas veces sushi, pero ¿sabría decirnos cuál es el nombre de cada pieza? No te preocupes, ¡te lo contamos a continuación!

  • Hosomaki: Es el maki más pequeño y se come de un solo bocado. Normalmente lleva un solo ingrediente, lo más habitual es salmón, atún o pepino.
  • Maki: La pieza más popular de todas. Son rollitos similares a los hosomakis, pero más grandes y con un solo ingrediente. Se rellenan tradicionalmente de salmón, atún o aguacate.
  • Futomaki: Es un maki de medida mucho más grande. Se rellena con varios ingredientes, combinando verduras, frutas, pescado o marisco.
  • Uramaki: Es un maki al revés. El arroz se coloca por fuera del alga y se reboza con semillas de sésamo o huevos de pescado.
  • Temaki: El más grande de todos. Es un cucurucho hecho con alga de nori que se rellena de vegetales, pescado y puede contener alguna salsa un poco picante. Se come como si fuera un cucurucho de helado.
  • Nigiri: Se trata de una bola de arroz medio ovalada con un trozo de pescado crudo por encima, normalmente langostino, salmón, anguila o salmón flameado. Una de las piezas más populares junto con el maki.

El mejor sushi para llevar lo encontrarás en Ametller Origen

Si te da pereza preparar sushi, no te preocupes, porqué puedes comprarlo ya preparado. Existen un sinfín de opciones, pero en Ametller Origen tenemos el mejor sushi para llevar. ¿Quieres saber por qué?

  • Elaboramos a diario el sushi, asesorados por Hideki Matsuhisa, xef del Koy Shunka, i el único chef japonés con estrella Michelin del país.
  • Con los mejores productos frescos y de calidad, como el auténtico atún rojo de Balfegó (atún bluefin), la única tienda de alimentación que cuenta con este producto en exclusiva.
  • Makis, niguiris, uramakis, tartars, rolls, poke bowls, bandejas grandes, medianas, pequeñas. ¡Te ofrecemos miles de variedades para que encuentres la que más te gusta!

 El sushi para llevar de Ametller Origen es la mejor opción. ¡Enróllate con el Sushi Hua by Hideki Matsuhisa y disfruta de una experiencia gastronómica a la altura de los mejores restaurantes!


Carnoso, dulce y aromático, así es nuestro famoso albaricoque

¡Por fin ha llegado! Ya tenemos aquí una de las frutas de hueso más famosas y esperadas de la temporada, el albaricoque. Si te gusta esta fruta, aprovecha ahora que está de temporada. ¡Que no se te escape!

El secreto de nuestros albaricoques

Seguro que te estarás preguntado por qué nuestros albaricoques son tan buenos: de pulpa carnosa y jugosa, sabor dulce y agradable y súper aromático. Pues bien, el secreto es que hemos esperado a cosecharlos en su punto máximo de sabor para que puedas disfrutar de unos albaricoques de máxima calidad, como ningunos.

¿Qué beneficios tiene el albaricoque?

A continuación te contamos 4 propiedades del albaricoque:

  • Fuente de potasio: que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos.
  • Fuente de vitamina C: que protege las células contra el envejecimiento prematuro.
  • Betacarotenos: que se transforma en vitamina A en nuestro organismo y ayuda a proteger la vista y la piel.
  • Flavonoides: esta fruta contiene pequeñas cantidades de flavonoides que actúan como antioxidantes y protegen tus células.

¿Qué se puede preparar con albaricoques?  

El albaricoque es una fruta súper versátil, puedes preparar tanto recetas dulces como saladas y comerlo crudo o cocinado. ¡Te damos algunas ideas!

  • Mocktail de yogur natural y albaricoque: fresquito y delicioso. Te lo contamos aquí.
  • Ensalada de albaricoques salteados con rúcula, burrata y pesto: te contamos cómo prepararla en el siguiente artículo.
  • Crostata de albaricoque: la famosa tarta italiana con mermelada de albaricoque. ¡No te pierdas este vídeo de Cintet!
  • Gazpacho de albaricoques: ¿verdad que apetece una receta fresquita con este calor? ¡Pues este plato es ideal! Un gazpacho con tomate y cebolla y un toque dulce de albaricoque.

Si quieres más ideas, no te pierdas este vídeo de nuestro cocinero Cintet:

https://www.youtube.com/watch?v=ZOydEOUlb5Q&list=PL_it555ubt2QbF9MXbVY0S66uzueX2Tv1&index=22

Lógicamente también es ideal para comer a media mañana o para merendar, junto con un puñado de fruta seca. Otra opción es añadirlo a trocitos dentro de un yogur o en una ensalada para darle un toque fresquito.

¿Cómo se pueden conservar los albaricoques?

Llegas a casa con tus albaricoques, ¿dónde los guardas? Seguro que te has hecho esta pregunta más de una vez. Pues debes guardarlos siempre a temperatura ambiente, en la despensa por ejemplo, y meterlos únicamente en el frigorífico si están muy maduros.

Ah, y si quieres un tip antidesperdicio, ¡congela los albaricoques! Sí, lo has leído bien. Quítales el hueso, córtalos a daditos y guárdalos en un tupper. Más adelante te irán genial para preparar batidos, smoothies o un delicioso helado.

 Ya puedes encontrar los albaricoques más carnosos, dulces y aromáticos en tu tienda Ametller Origen habitual o en la tienda online. ¡Disfrútalos!


cebolleta

¿Qué es lo que se come de la cebolleta?

De forma alargada y poco grosor, la cebolleta es una de las verduras más antiguas que existen. Aunque se parece a la cebolla y te puede recordar a los calçots o al puerro, la cebolleta es una hortaliza con personalidad propia; un sabor dulce y delicado, fuente de nutrientes y versatilidad en la cocina.

¿Qué se aprovecha de la cebolleta?

¡Todo! Pero vayamos por partes: la cebolleta está formada por la parte inferior blanca, parecida a una cebolla, y la parte superior con las hojas verdes. La tendencia es aprovechar la parte blanca, ya sea para consumir en crudo en una ensalada o macerada en vinagre, por ejemplo, o como base de un sofrito o en un caldo. En cambio, a menudo tendemos a tirar las hojas, cuando son una fuente de nutrientes, como por ejemplo magnesio, y nos pueden servir para preparar deliciosos platos. ¡Te lo contamos a continuación!

Las hojas verdes de la cebolleta si están frescas son muy tiernas y las puedes utilizar para incorporar en sofritos, picaditas en tus salsas, en un revuelto de huevo, crudas dentro de una ensalada o en un caldo o sopa. Esta parte de la cebolleta es famosa por usarse en una de las recetas más conocidas de la cocina japonesa: la sopar de miso. ¿No te has fijado que este caldo siempre incorpora pequeñas rodajas de cebolleta? En el caso que las hojas verdes sean un poco más gruesas, te recomendamos que las consumas cocidas, pues crudas pueden resultar un poco fibrosas. En una sopa, un caldo o salteado con un poco de ajo están deliciosas.

Ahora que ya sabes que puedes aprovechar todas las partes de la cebolleta, te animamos a incorporarla en tus platos, a la vez que ¡ayudas a reducir el desperdicio alimentario!

¿Qué diferencia hay entre esta verdura y una cebolla?

  • Crecimiento de la planta: la cebolleta nunca forma bulbos, mientras que la cebolla sí.
  • Tamaño: la cebolleta es alargada y de poco grosor, en comparación con la cebolla que es mucho más grande.
  • Sabor: la cebolleta es más suave y puede tener un punto dulce, mientras que el sabor de la cebolla es fuerte y puede llegar a ser picante.
  • Almacenamiento: la cebolleta debes guardarla en el frigorífico, en cambio, la cebolla no hace falta que la almacenes en la nevera, pero sí en un lugar seco y ventilado, y siempre sin lavar.

¿Qué vitaminas tiene la cebolleta?

La cebolleta destaca por su aporte en vitamina C: para que te hagas una idea, una ración de cebolleta cubre el 48% de las ingestas recomendadas para un hombre y una mujer con una práctica moderada de actividad física. Esta vitamina te ayuda en la protección de las células, es un potente  antioxidante y te ayuda en la absorción del hierro.

Otros beneficios de esta verdura

Asimismo, la cebolleta es rica en fibra, que te ayuda a regular tu tránsito intestinal y evita el estreñimiento, así como rica en minerales como el potasio, hierro y yodo, esenciales para tu organismo.

¿Por qué lloramos cuando pelamos una cebolleta?  

Estamos seguros de que te has hecho esta pregunta más de una vez. Pues debes saber que la cebolleta, igual que otros vegetales de la misma familia como la cebolla, el puerro o la chalota, contienen unos compuestos azufrados (con azufre) que se liberan cuando la cortamos. Estos compuestos llegan a los ojos y producen picor y nuestro cuerpo reacciona con las lágrimas para proteger los ojos. ¿Curioso, verdad?

Asimismo, el azufre también es el responsable del sabor y olor característico de esta hortaliza.

En Ametller Origen podrás encontrar las mejores cebollas y cebolletas para darle un toque extra de sabor a tus platos

 


5 formas diferentes de comer canónigos

¿Sabías que las hojas de los canónigos son más tiernas y sabrosas cuando más pequeñas son? Esta verdura de color verde, hojas redondeadas y con un sabor que recuerda ligeramente a la nuez o a las avellanas es ideal para las ensaladas. A continuación te explicamos por qué debes incorporar canónigos en tus platos, algunas curiosidades y cinco recetas con esta verdura.

¿Cómo cocinar los canónigos?

Esta verdura suele utilizarse siempre en crudo y se añade al plato justo antes de servir o incluso después de aliñarlo. La razón es que el calor y algunos condimentos fuertes como el vinagre o, incluso, el mismo aceite, deterioran los canónigos, haciendo que se vuelvan más oscuros y que esto arruine su textura.

Es por esto que los canónigos son ideales para:

  1. Ensalada de canónigos solos o mezclados con rúcula, lechuga o espinacas. Es la opción más popular y fácil para incorporar esta verdura en tu dieta.
  2. Otra opción diferente e innovadora es añadirlos encima de una pizza una vez sacada del horno. De la misma manera que haces con la rúcula, pero esta vez con canónigos.
  3. Preparar un pesto de canónigos, substituyendo la albahaca por esta verdura.
  4. Una deliciosa tortilla: sabemos que lo mejor es comerlos crudos, pero te proponemos una opción a la que no podrás resistirte; prepara una tortilla a la francesa de toda la vida, pero esta vez échale unos canónigos, previamente salteados. ¡Estamos seguros que el resultado te encantará!
  5. Una súper quiche de canónigos templados, champiñones y cebolleta. La quiche de siempre de verduras y queso, pero ahora con canónigos también.

Finalmente, debes saber que esta verdura es la reina de los acompañamientos. Siempre te quedará genial para acompañar un pescado, una carne o un pastel o tarta salada. ¿Te atreves?

¿Qué propiedades tienen los canónigos?

  • Elevada cantidad de betacarotenos: tienen un papel muy importante en la protección de las células ante el envejecimiento, gracias a su poder antioxidante y ayuda a mantener una buena vista, además del aspecto del cabello y las uñas. Si no lo sabías, los betacarotenos son un pigmento que da a las verduras y hortalizas un color naranja (calabaza, zanahoria, pimiento, moniato), pero que en el caso de los canónigos queda enmascarado por el color verde de la clorofila, como pasa con las acelgas o las espinacas. ¿Curioso, verdad?
  • Mucha vitamina C: 100 g de canónigos equivalen al 58% de la ingesta diaria recomendada para un hombre y una mujer adulta.
  • Yodo: importante en la formación de las hormonas. Los canónigos cubren una cuarta parte del yodo necesario en un adulto.
  • Potasio: ayuda a reducir la presión arterial, mejora la salud cardíaca y tiene un papel importante a nivel muscular. Además, depura la sangre de posibles toxinas.

¿Cuál es el origen de esta verdura?

Según se cuenta, la primera noticia de su cultivo aparece en un documento alemán de 1588. Antes solo la consumían los campesinos, pero desde principios del siglo pasado, empezaron a cultivarse  variedades con hojas algo más grandes y tiernas que las silvestres, hecho que propició el incremento de su consumo.

¿Cuál es su estacionalidad?

Se trata una planta anual, resistente al frío. Los canónigos se suelen cosechar en marzo y abril, pero si las lluvias acompañan, también se pueden recolectar en otoño e invierno.

¿Cómo debo conservarlos?

Una correcta conservación de cualquier alimento es primordial para reducir el desperdicio alimentario. En el caso de los canónigos pueden conservarse en el frigorífico entre 3-5 días, pues posteriormente pueden ponerse mustios. Lo importante es que se guarden en un recipiente cerrado, por ejemplo un tupper de cristal, con un poco de humedad. Esta la podemos conseguir echando unas gotitas de agua por encima de la verdura o envolviendo los canónigos con un paño un poco húmedo.

Algunas curiosidades de los canónigos

A continuación te explicaremos algunos datos curiosos sobre esta verdura:

  • Los canónigos reciben este nombre porqué son una planta que se acostumbraba a cultivar en los huertos de los monasterios y conventos por parte de los eclesiásticos.
  • También son conocidos como ‘la hierba de los gatos’ ya que su olor, tan pronunciado e intenso, atrae a los felinos.
  • Esta verdura se distingue por la particular disposición de sus pequeñas hojas en forma de ramilletes o rosetas.
  • Es una planta altamente perecedera, es decir, se estropea rápidamente.
  • Las flores de los canónigos son muy pequeñas y de tonos blancos y azules.
  • Como más grandes son las hojas, más amargas.

¿Cómo diferenciar los canónigos de los berros?

Seamos sinceros; si no has visto muy a menudo unos canónigos, puede ser que de entrada los confundas con los berros. Por esto, te queremos explicar cuáles son sus diferencias para que aprendas a diferenciar ambas verduras.

Diferencias a simple vista:

  • Tamaño de las hojas: las hojas de los canónigos son de mayor tamaño.
  • Forma de las hojas: los canónigos tiene una forma un poco ovalada, mientas que los berros son más redonditos.

Otras diferencias:

  • Sabor: como te hemos comentado anteriormente, el sabor de los canónigos recuerda un poco a los frutos secos, mientras que los berros tienen un punto picante y amargo, parecido a la mostaza.
  • Familia de plantas: los canónigos forman parte de la familia de las valerianácenas, mientras que los berros son crucíferas.
  • Minerales: los canónigos te aportan, principalmente, yodo y potasio, mientras que los berros hierro y calcio.

 

Ahora que ya conoces todos los beneficios de los canónigos, cómo puedes cocinarlos y la mejor forma de conservarlos, ¡no dudes en incorporarlos en tu dieta!


¿Cuáles son los beneficios de la manzana?

¿Conoces el refrán inglés one apple a day, keeps the doctor away? La manzana es una fruta con muchos beneficios, te ayuda a mantener una buena salud y, además, puedes encontrar diferentes variedades durante todo el año en el mercado. Así que no hay excusa para no incorporar esta fruta en tu día a día. Descubre las principales propiedades, qué vitaminas te aporta, cuántas variedades hay y qué recetas puedes preparar.

Beneficios de la manzana

  • Rica en vitamina C: imprescindible para el funcionamiento del organismo. La cantidad de esta vitamina varía en función de una variedad de manzana u otra.
  • Potasio: tiene un papel importante a nivel muscular, ayuda a reducir la presión arterial y mejora la salud cardíaca.
  • Fibra: la manzana es una fruta rica en fibra que te ayuda a regular tu tránsito intestinal. La fibra la encontramos tanto en la pulpa como en la piel.
  • Hidratos de carbono: en forma de fructosa, glucosa i sacarosa.
  • Antioxidante: la manzana contiene varias sustancias con una función antioxidante para el organismo.

 Ahora que ya sabes cuáles son los beneficios de comer manzana, debes saber que para llevar una dieta equilibrada se recomienda el consumo de un mínimo de 3 piezas de fruta al día.

¿Cuántas variedades de manzanas hay?

Estamos seguros que te lo has preguntado alguna vez. Pues te diremos que existen más de 1.000 variedades de manzana, aunque no todas se comercializan. Entre las más conocidas encontramos:

  • Delicia o red delicious: de color rojo intenso como bien indica su nombre. Más grande que el resto de manzanas, tiene un sabor un poco ácido.
  • Reineta: de color amarillo, tiene una forma un poco achatada. De sabor agridulce.
  • Fuji: de color rojo rosado, la manzana Fuji es jugosa y crujiente.
  • Golden: de color amarillento, un poco ácida aunque cuando madura se vuelve más dulce. De textura crujiente.
  • Granny Smith: de color verde y textura muy crujiente.
  • Starking: de color rojo y sabor dulce es prima hermana de la red delicious.
  • Gala: de color rojo sobre un fondo verde, es de textura crujiente y un sabor un poco ácido.
  • Royal Gala: de color rojo anaranjado, tiene una textura crujiente y jugosa.
  • Pink Lady: de color rosado, tiene un sabor dulce y textura dura y crujiente.

Recetas con manzana

A menudo se dice que la manzana es una fruta un poco aburrida. Sin embargo, nosotros no estamos de acuerdo pues, además de sus numerosos beneficios, es muy versátil y se puede comer a cualquier hora del día y en cualquier lugar, sola o acompañada con otros alimentos.

Así pues, más allá de comerte la manzana con un yogur para desayunar o a media mañana como tentempié o para merendar, a continuación te proponemos algunas recetas un poco diferentes:

  • Una ensalada: pero una ensalada diferente de verdad; con quinoa, uvas y manzanas. ¡Descubre cómo prepararla!
  • Como acompañamiento para la carne y el pescado: ¿qué tal un solomillo con salsa de manzana o con trocitos de manzana al horno o puré? La manzana también puede ser ideal para acompañar el rape, la merluza o el mero.
  • Una deliciosa tarta tatin: ¿te animas? Cintet te explica en este vídeo cómo cocinarla.

¿Qué alimentos tienen más fibra?

La fibra es una sustancia que encontramos únicamente en los alimentos de origen vegetal, es decir, en frutas, hortalizas, cereales –especialmente integrales-, fruta seca, legumbres y semillas.

 Algunos de los alimentos con más fibra son:

  • Algas, espinacas, acelgas, brócoli, col de bruselas y los berros
  • Coco, níspero, frambuesa, mora y membrillo
  • Las legumbres: especialmente las lentejas, los garbanzos, la soja y las habas.
  • Respecto a los frutos secos, las nueces son las que mayor proporción de fibra contienen.
  • Si nos fijamos en los cereales, el salvado de avena es una gran fuente de fibra y, en general, todos los cereales integrales.
  • Las semillas: destacan las de lino o chía.

Beneficios de la fibra alimentaria, los grandes desconocidos

Si hablamos de los beneficios de la fibra, seguramente lo que primero que te viene a la cabeza es que es buena para el estreñimiento. Pues bien, estás en lo cierto, pero esta sustancia te aporta muchísimos otros beneficios:

  • Regula la entrada de glucosa en la sangre, hecho que previene determinadas enfermedades como la diabetes o la obesidad, entre otras.
  • Hace la síntesis de vitaminas (Vitamina K o la Vitamina B9) por parte de la microbiota intestinal
  • Facilita la absorción de algunos minerales como el calcio
  • Genera componentes que se los relaciona con la prevención de patologías cardiovasculares, como son la hiperlipemia y la diabetes y otros como el cáncer de colon.

Tipos de fibra: insoluble y soluble

A grandes rasgos podemos clasificar la fibra alimentaria en dos grupos:

  • Fibra insoluble: Tiene poca capacidad para retener agua. Es la que encontramos en los alimentos en mayor proporción y la que está más vinculada a la regulación del tráfico intestinal. Mayoritariamente la encontramos en los cereales integrales y en los vegetales.
  • Fibra soluble: Tiene una gran capacidad para retener agua. Es aquella que cuando llega al intestino grueso o colon es fermentada por la microbiota intestinal que habita en esta zona. Como resultado se generan un conjunto de sustancias con efectos beneficiosos para nuestra salud y al mismo tiempo ayuda a mantener el buen estado de esta microbiota. Mayoritariamente la encontramos en las frutas, las legumbres, algunos cereales, algunos vegetales, los frutos secos y las semillas.

¿Qué cantidad de fibra debo consumir a diario? 

Se recomienda un consumo diario de entre 25 a 30 g. de fibra. Para que puedas alcanzar la cantidad recomendada te damos algunas ideas:

  • Consume un mínimo de 3 piezas de fruta al día
  • Incorpora dos raciones de verduras al día
  • Toma cereales integrales
  • Incorpora un puñado de frutos secos para media mañana o en la merienda
  • Incorpora legumbres entre 3 y 4 veces por semana.

 


¿Cómo elaborar un plato saludable?

A la hora de cocinar, ¿te fijas en qué alimentos vas a combinar? ¿Qué predomina más: las verduras o la pasta? ¿Cuál es la cantidad de carne o pescado que debes incluir? Si quieres seguir una alimentación saludable, debes conocer qué es el plato saludable, un término utilizado por los científicos que indica qué tipo de alimentos debes comer en cada comida y en qué cantidad.

¿Qué alimentos debe incluir el plato saludable? 

Tal y como indican los expertos, el plato saludable debe tener:

  • 50% de hortalizas y verduras de temporada
  • 25% de proteínas: pueden ser de origen animal, como la carne, el pescado o el huevo, o de origen vegetal, como las legumbres y derivados
  • 25% de farináceos: en este grupo incluimos el pan, la patata, el arroz, el boniato o los cereales. Siempre que puedas intenta que sean integrales, pues te aportaran más nutrientes como, por ejemplo, la fibra.

De postre te recomendamos tomar fruta de temporada o un lácteo natural, como por ejemplo un yogur, o un puñado de frutos secos. Además, no te olvides de beber mucha agua, ¡es clave para gozar de una buena salud!

3 ideas de platos saludables

Te proponemos tres combinaciones de plato saludable para que los incorpores en tu día a día:

  • Ensalada de pasta: Pasta cocida con trocitos de calabacín y zanahoria, u otras verduras, y unas tiras de pollo a la plancha. Alíñalo con una vinagreta de albahaca.
  • Ensalada de arroz y lentejas: Mezcla el arroz con las lentejas, añádele tomate, zanahoria, aceitunas, nueces y acompáñalo de una vinagreta a tu gusto.
  • Ensalada de patata, huevo duro y queso feta: Mezcla la patata con el huevo duro y el queso feta, o el queso que más te guste, ponle pepino y alíñalo con una vinagreta de miel y mostaza.

¿Con qué frecuencia debes comer cada grupo de alimentos para seguir una alimentación saludable?

Teniendo en cuenta que las necesidades que tiene tu organismo no se pueden cubrir con un solo alimento, los expertos hacen las siguientes recomendaciones en cuanto a la frecuencia de consumo de los diferentes grupos de alimentos:

  • Frutas: tres piezas al día, como mínimo
  • Hortalizas: dos raciones al día, como mínimo
  • Farináceos en cada comida
  • Frutos secos: de tres a siete puñados a la semana
  • Lácteos: de una a tres veces al día
  • Carne, pescado, huevos y legumbres: solo dos veces al día, alternándolos
  • Se recomienda utilizar siempre aceite de oliva virgen para aliñar y para cocinar

Como todo, esta es una recomendación que deberá adaptarse en función de cada persona (edad, sexo, grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles y los hábitos alimentarios.

La relación entre el plato saludable y gozar de una buena salud 

Seguir una alimentación saludable es clave a cualquier edad, ya que nos ayuda a prevenir determinadas enfermedades. ¿Sabías que hasta un 40% de los casos de cáncer se podrían evitar siguiendo un estilo de vida saludable? Llevar una alimentación saludable, así como practicar ejercicio físico y descansar bien, ayuda a prevenir enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión, la obesidad –que se ha convertido en un problema de salud pública a nivel mundial y supone ya 2,8 millones de muertes al año-, enfermedades cardiovasculares y determinados tipos de cáncer.  Por ello, es importante adoptar, desde pequeños, unas buenas costumbres tanto de alimentación como de ejercicio físico y que nos ayudaran a mejorar nuestra calidad de vida.

La dieta mediterránea es una de las propuestas más completas para seguir una alimentación saludable y se basa en un consumo mayoritario de frutas y hortalizas de temporada, legumbres, cereales integrales (arroz, pasta, pan...), tubérculos como la patata, frutos secos, semillas y aceite de oliva virgen y un menor consumo de lácteos, pescado, huevos y carne, preferentemente blanca y magra. También existen otras propuestas alimentarias saludables como son la dieta vegetariana y la dieta vegana.

 Sea cual sea tu preferencia, recuerda seguir siempre la regla del plato saludable y comer de forma variada y alimentos de temporada.

 

 


¿Cuál es el mejor momento del día para comer fruta?

Los mitos que existen sobre en qué momento del día es mejor comer fruta son muchos. Unos dicen que comer fruta después de una comida no está recomendado, otros que engorda. En el siguiente post te explicamos qué tienen de cierto estos mitos, cuáles son los beneficios de las frutas y cómo puedes aumentar su consumo.

En primer lugar te diremos que la fruta se puede comer en cualquier momento del día, ya sea en las comidas principales, como postres o entre horas -a media mañana, para merendar o para tomar un tentempié-. El mejor momento siempre será cuando a ti te siente bien y esto puede cambiar en función de una persona u otra.

Beneficios de comer fruta

Una vez aclarado esto, te vamos a explicar cuáles son los principales beneficios de las frutas:

  • Mejora la salud cardiovascular: la fibra y lo antioxidantes te ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares como la insuficiencia cardíaca o la hipertensión.
  • Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades crónicas: reduce el riesgo de sufrir obesidad, determinados tipos de cáncer, diabetes de tipo 2, etc.
  • Mejora la salud intestinal: una dieta rica en frutas, verduras y otros alimentos de origen vegetal y un alto contenido en fibra mejora la microbiota.
  • Mejora la inmunidad: el consumo adecuado de frutas reduce la gravedad de algunas enfermedades infecciosas.
  • Mejora la salud mental: reduce el riesgo de sufrir ansiedad o depresión.

 Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), debes comer mínimo 3 piezas de fruta al día y para beneficiarte de sus diferentes nutrientes es recomendable que comas fruta de temporada, variada y de diferentes colores y texturas.

 ¿Cómo puedo aumentar el consumo de frutas?

A continuación te damos algunas ideas para que comas más cantidad de fruta en tu día a día.

  • Corta fruta y déjala en un tupper en la nevera: de esta forma, cuando tengas apetito, ya la tendrás lista.
  • Si vas a la oficina, prepárate un tupper: los días que no teletrabajes prepárate un poco de fruta para desayunar o para media mañana.
  • Añade fruta a tus platos: la fruta no solamente se puede comer sola. Acostúmbrate, por ejemplo, a añadirla dentro de un yogur, en una ensalada o prepara unos deliciosos batidos. ¡Cintet te enseña cómo en este vídeo!