¿Cuánta proteína deben comer las personas mayores?

Las proteínas son muy importantes para disfrutar de una buena salud y tienen diferentes funciones esenciales en nuestro cuerpo como el buen funcionamiento del sistema digestivo y hormonal o mantener los músculos en buen estado, entre otros.

Para que te hagas una idea, lo que hace nuestro cuerpo es coger las proteínas a partir de lo que comemos, especialmente del pescado, la carne, los huevos, el queso, las legumbres, aunque también encontramos proteína en los frutos secos y en las semillas, y llevar a cabo todas las funciones que te hemos comentado.

Las proteínas en la tercera edad

Cuando nos hacemos mayores perdemos masa muscular y fuerza muscular, esta pérdida cuando se encuentra por encima de lo que se consideraría normal por la edad, se conoce con el nombre de sarcopenia.

Es por eso que en los últimos años se ha incrementado la investigación sobre la pérdida de masa muscular y su relación con el consumo de proteína, y se ha observado que la gente mayor debería consumir más proteína a través de la dieta, tanto de origen animal (carne, pescado y huevos) como de origen vegetal (legumbre, cereales integrales, soja, tofu o seitan), para evitar esta pérdida de masa muscular en el tiempo. Así pues, tomar proteína puede ayudar a mantener el músculo, especialmente cuando se combina con la práctica de ejercicio.

¿Cuál es la cantidad recomendada para esta edad?

Las recomendaciones de proteína en personas mayores, a pesar de que varían en función de la edad y de si hay asociada o no alguna enfermedad, son de alrededor de 1,2 a 1,5 g de proteína por kilo de peso y día, que equivaldría por una persona de 60 kg entre 70 y 90 gramos de proteína al día.

Estas cantidades se pueden cubrir siguiendo una alimentación saludable en la cual se incluyan alimentos proteicos, principalmente, en la comida y en la cena y también incorporando, cuando la ingesta de alimentos proteicos sea baja, alimentos que están enriquecidos con proteína, como los yogures o cremas vegetales, entre otros.

A continuación te explicamos la cantidad de proteínas que llevan alguno de los alimentos más proteicos:

  • 125 gr de pollo son 25 gr de proteína
  • 125 gr de ternera (filete) son 25 gr de proteína
  • 150 gr de salmón son 27 gr de proteína
  • 150 gr de merluza son 18 gr de proteína
  • 70 gr de garbanzos (seco) son 14 gr de proteínas
  • 150 gr de queso fresco son 18 gr de proteína
  • Una tortilla de dos huevos son 15 gr de proteína

Así pues, las proteínas juegan un papel muy importante en la tercera edad, puesto que ayudan a mantener la masa muscular.


Elaboramos las tortillas una a una, tal y como las cocinas en casa

Coincidiendo con el Día Mundial de la Tortilla de Patatas, te queremos explicar cómo elaboramos las tortillas en Ametller Origen. Y es que desde nuestros inicios, hemos desarrollado un ADN propio, genuino y auténtico, tanto en nuestros campos como en el obrador y en las tiendas, para ofrecerte alimentos de calidad y diferenciales, con el máximo de sabor y nutrientes. ¿Preparado para descubrir cuál es el secreto de nuestras tortillas que tanto te gustan?

 Ingredientes naturales y en su punto de cocción exacto

¿Sabías que elaboramos más de 1 millón de tortillas al año? Las cocinamos, una a una, en nuestro obrador de Olèrdola, tal como tú lo harías en casa, con ingredientes 100% naturales y sin conservantes ni colorantes para preservar al máximo las propiedades organolépticas y nutricionales de los ingredientes. Y lo hacemos mediante un sistema que hemos diseñado nosotros mismos con 54 paellas que circulan por un conjunto de fogones a temperaturas diferentes que permiten una cocción perfecta de la tortilla.

Tenemos una gran variedad de tortillas durante todo el año: la de patata, la de patata y cebolla, la de calabacín, la de alcachofa, la de berenjena o la de espinacas y queso de cabra. También tenemos algunas tortillas que varían en función de la temporada: como la tortilla de morcilla y judías secas, la de setas o la de carnaval.

¡Descubre en este video como las elaboramos!

Ahora que ya conoces cuál es nuestra manera de hacer y el secreto de nuestras tortillas no dudes en probarlas, si todavía no lo has hecho. ¡Encuéntralas en tu tienda habitual y en la tienda en online!


6 nutrientes de las habas

¿Sabías que las habas son una excelente fuente de energía y contribuyen en diversos aspectos de la salud, como el correcto funcionamiento del sistema nervioso, la regulación del tránsito intestinal, la prevención de enfermedades cardiovasculares y la lucha contra la anemia? ¡En el siguiente artículo te contamos!

6 beneficios de las habas

Las habas son una excelente fuente de nutrientes. ¡Toma nota!

  • Ricas en proteínas: lo que las convierte en una buena opción para aquellos que buscan aumentar su ingesta de este nutriente.
  • Fuente de fibra: lo que contribuye a la salud digestiva y al mantenimiento de un sistema digestivo saludable.
  • Fuente de potasio, un mineral importante para la función muscular y la salud cardiovascular.
  • Vitamina C que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a mantener la salud de la piel.
  • Folatos, las habas proporcionan folatos, que son especialmente importantes durante el embarazo.
  • Tiamina y niacina, estas vitaminas del complejo B también están presentes en las habas, contribuyendo a funciones metabólicas y energéticas esenciales en el cuerpo.

Descubre cuál es la porción comestible de habas

A continuación te detallamos cuál es la porción comestible de habas:

  • Habas con vaina: 30 gramos por cada 100 gramos de producto fresco.
  • Habas desgranadas: 100 gramos por cada 100 gramos de producto fresco.

Las habas pueden consumirse frescas o secas. Cuando se consumen verdes (tiernas) son más digeribles. Si prefieres consumirlas secas, se recomienda remojarlas antes de cocerlas para mejorar su digestibilidad. También se pueden utilizar en ensaladas o guisos, y cuando están tiernas se pueden cocinar de diversas formas, desde hervidas hasta salteadas.

En tu tienda habitual Ametller Origen y en la tienda online, encontrarás las habas más frescas y tiernas. ¡Disfrútalas!


alcachofa

¿Cómo se debe comer una alcachofa?

La alcachofa es la cabeza floral comestible de la alcachofera, una planta que brota únicamente en invierno y que nos da esta hortaliza de temporada tan famosa y  nutritiva. Sin embargo, a menudo surge la duda de cómo se debe comer una alcachofa, pues las hojas de fuera son duras, mientras que, a medida que nos acercamos al corazón son más tiernas. A continuación te contamos cuál es la mejor forma de comértela, las formas más fáciles y rápidas de cocinarla y los nutrientes que te aporta. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo comer una alcachofa cocida? 

Tanto si la has preparado a la brasa, como al microondas, las primeras hojas de la alcachofa las debes comer con las manos, mordiendo la parte más carnosa de la hoja, que es la inferior, y dejando la otra parte, más fibrosa, a un lado. A medida que te vayas acercando al corazón, verás como las hojas son mucho más tiernas y ya podrás comértelas con los cubiertos. Para que te hagas una idea, es como una flor. Imagina que vas quitando los pétalos con las manos, uno por uno, y vas comiendo la parte más tierna.

¿Cómo cocinar una alcachofa en 10 minutos? 

Parece mentira, pero es totalmente real. Puedes cocinar unas deliciosas alcachofas en tan solo diez minutos al microondas. ¿Sigues sin creértelo? Mira este vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=OUy_tvO2N9s&list=PL_it555ubt2QbF9MXbVY0S66uzueX2Tv1&index=4

Otras formas de cocinar esta hortaliza

A la brasa, confitadas, rebozadas. Si algo bueno tiene la alcachofa es que es muy versátil y se puede preparar de muchas formas diferentes y te puede servir de acompañamiento de una gran variedad de platos. ¿Quieres saber cómo prepararlas a la brasa? Nuestro chef Cintet te lo cuenta aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=g1J7ucHeNT0&list=PL_it555ubt2QFiVnDQERgASPUpVwpvWGE

Como te comentábamos, las alcachofas confitadas también son ideales y muy sencillas de preparar. ¡Apunta!

  • Limpia las alcachofas, quitándole las primeras hojas y el tallo.
  • Córtalas y ponlas dentro de una olla y cúbrelas con aceite de oliva virgen.
  • Déjalas en la olla a baja temperatura durante una hora y media o dos.
  • Déjalas enfriar. Guárdalas en un bote con el aceite por encima.

Si prefieres unas alcachofas crujientes, las rebozadas son tu opción. Así se preparan:

  • De nuevo, límpialas, quítales las hojas exteriores y córtalas
  • Bate un huevo y añádele harina. Sumerge los trozos de alcachofa.
  • Prepara un sartén con el aceite caliente y fríe las alcachofas.
  • Una vez estén hechas, ponlas encima de un papel de cocina para absorber un poco el aceite y ya están listas para consumir.

Propiedades de la alcachofa

  • Fuente de fibra: son una verdura rica en fibra, que ayuda a tu tránsito intestinal y cuida tu microbiota.
  • Potasio y fósforo: el primero ayuda al funcionamiento normal del sistema nervioso y músculos, mientras que el segundo contribuye al mantenimiento de los huesos y los dientes. Para que te hagas una idea, una ración de alcachofas cubre el 20% de la ingesta recomendada de fósforo para un adulto.
  • Contiene vitamina A y del grupo B

¿Por qué las alcachofas dan gases? 

Debes saber que las alcachofas son una de las hortalizas que más gases pueden producir, por su elevado contenido en fibra y por el tipo de fibra que contienen. De todos modos, los gases no son malos, pero sí que pueden resultar molestos. Por esto, te recomendamos no abusar, es decir, por mucho que te gusten las alcachofas es mejor comer pocas y a menudo, que muchas en una misma comida. Otra opción para disminuir los gases producidos es tomar una infusión digestiva después de comer. ¡Ya verás como te ayudará!

¿Por qué se ponen negras las alcachofas?

De la misma manera que ocurre con otras frutas y hortalizas, como la manzana o el aguacate, las alcachofas también se oxidan y por este motivo se ponen negras. Esto ocurre cuando las cortamos y el oxígeno entra en contacto con el alimento. Pero no te preocupes, porque se pueden consumir igualmente y también se puede evitar. ¡Te contamos cómo!

Primero de todo debes tener un limón. A continuación puedes o frotar los trozos de alcachofa con limón o bien añadir unas gotas de zumo de limón en el agua que utilices. Eso sí, si no te pases de tiempo porque puede quedar cierto sabor del limón.

Encuentra las mejores alcachofas de temporada y cosecha propia en Ametller Origen. Disfruta de esta verdura y todos sus beneficios.

 


¿Qué son los probióticos?

Estamos seguros de que has oído hablar sobre los probióticos. De todos modos, ¿sabes qué son y cómo funcionan? Te lo contamos todo en el siguiente artículo, pero antes debemos pararnos un momento a hablar sobre la microbiota. ¡Toma nota!

La microbiota y su importancia

Para que te hagas una idea, nuestro cuerpo está formado por diferentes células que “trabajan” para el correcto funcionamiento del organismo y también por microorganismos (bacterias, virus, etc) que se conocen con el nombre de microbiota. La microbiota nos protege de la entrada de posibles virus o nos ayuda digerir determinados alimentos, además de otras funciones.

La microbiota que encontramos en el intestino se conoce con el nombre de microbiota intestinal y el 95% se encuentra en el intestino grueso. Por si no lo sabías, esta microbiota la adquirimos cuando nacemos y durante el primero año de vida, pero también va variando en función de lo que comemos, de nuestro estilo de vida y del entorno.

Los probióticos: todo lo que debes saber

La palabra probiótico, que deriva del griego ‘a favor de la vida’, se podría definir como aquellos microorganismos vivos que, cuando se toman en cantidades adecuadas, nos aportan un beneficio para la salud, especialmente para nuestra microbiota intestinal.

Así, por ejemplo, el primer probiótico que se utilizó fue el yogur que contiene una bacteria muy beneficiosa, y otros alimentos fermentados. Posteriormente, han aparecido otros en forma de complementos alimentarios a los que se les añaden determinados probióticos como por ejemplo la kombucha o algunos alimentos fermentados.

Con respecto a sus beneficios, algunos probióticos han demostrado tener beneficios en episodios de diarrea por la toma de antibióticos, el estreñimiento, la mala digestión de la lactosa, la gastroenteritis o los cólicos de los bebés.

En resumen, cuida tu microbiota intestinal, siguiendo un estilo de vida saludable que incluya una alimentación saludable y un buen descanso. 

 


Alergias e intolerancias alimentarias: todo el que tienes que saber

A lo largo de las últimas décadas, tanto las alergias como las intolerancias alimentarias se han incrementado de manera exponencial a nivel mundial, pero sobre todo en las sociedades occidentales como por ejemplo la nuestra, especialmente en las áreas urbanas y, más concretamente, en la población infantil. A continuación te explicamos la principal diferencia entre intolerancias y alergias y cuáles son las más habituales entre los más pequeños.

Diferencias entre alergias alimentarias e intolerancias

A pesar de que a menudo se incluyen en el mismo grupo de enfermedades, hay que diferenciar una alergia alimentaria de una intolerancia:

  • Alergias alimentarias: Se dan por reacciones inmunológicas exageradas del organismo cuando comemos un alimento que tiene algún tipo de componente (alérgeno) y, como resultado, dan una reacción adversa no deseable. Es una alergia alimentaria, por ejemplo, la enfermedad celiaca, que se da por el consumo del gluten y otras proteínas relacionadas.

Dentro de las alergias alimentarias podemos dividir entre aquellas que presentan una respuesta rápida después de consumir el alimento, menos de 2 h, y que normalmente son las que presentan problemas a la piel, picor o vómitos. Algunos alimentos que pueden provocar este tipo de alergia son la leche, el huevo o los frutos secos.

Por otro lado, existen aquellas alergias donde los síntomas aparecen de forma retardada, más suave y prolongados en el ninguno de unas horas o días después de consumir el alimento. Los síntomas presentes en este tipo de alergia suelen ser principalmente digestivos.

  • Intolerancias alimentarias: Son aquellas reacciones adversas que se producen por la mala digestión o absorción a nivel intestinal de un alimento o alguno de sus componentes. Los principales síntomas son diarrea, vómitos o dolor abdominal, pero la principal diferencia es que no interviene el sistema inmunitario. Un ejemplo de estas sería la intolerancia a la lactosa.

¿Qué alimentos pueden generar alergias e intolerancias?

Aunque cualquier alimento puede generar una reacción alérgica, dependerá de la edad, la localización geográfica y de los hábitos alimentarios. Las principales alergias entre los más pequeños son la alergia a la proteína de leche de vaca (PLV), a la proteína del huevo y a la del pescado y, en edades posteriores, también a las proteínas de los frutos secos, el marisco, las legumbres o las frutas.

En cuanto a las intolerancias más habituales destacan a la lactosa, a la fructosa o sacarosa, que son los azúcares que se encuentran de manera natural a la fruta, en algunas verduras y a la miel, al gluten y a la histamina, que es una sustancia que contienen varios alimentos.

Recomendaciones en los niños con alergias alimentarias

En aquellos hogares donde hay un niño con alergia alimentaria es importante manipular correctamente los alimentos para evitar las contaminaciones cruzadas. Así pues, debe evitarse freír los alimentos donde antes se han freído alimentos con alérgenos y se deben utilizar utensilios exclusivos para la manipulación de los alimentos que no contengan alérgenos.


¿Qué beneficios tienen los frutos rojos?

Los frutos rojos, como las frambuesas, las fresas, las grosellas, los arándanos, las moras, entre otros, ofrecen una gran variedad de beneficios para la salud, además de ser muy versátiles y super fáciles de introducir en tu día a día. ¡Te lo contamos todo a continuación!

4 beneficios de los frutos rojos

  • Poder antioxidante: Los frutos rojos son ricos en antioxidantes que ayudan a eliminar radicales libres y combatir el envejecimiento celular
  • Fibra y digestión: Estas frutas contienen fibra soluble e insoluble que favorece el tránsito intestinal.
  • Vitaminas y minerales: Los frutos rojos aportan una considerable cantidad de vitaminas y minerales como la vitamina C, E, B, K o betacarotenos.
  • Salud cardiovascular: Consumir frutos rojos puede ayudar a reducir el colesterol, cuidar la salud cardiovascular y combatir los radicales libres.

Ideas para incorporar los frutos rojos en la dieta diaria

Hay muchas y diversas maneras de incorporar los frutos rojos en la dieta diaria de forma variada y deliciosa. Algunas formas recomendadas son:

  • Consumo directo: Comer los frutos rojos frescos como una merienda saludable o como parte de un desayuno equilibrado.
  • En ensaladas: Agregar frutos rojos, como fresas, frambuesas o grosellas, a ensaladas verdes para darles un toque de sabor y color.
  • En postres: Utilizar los frutos rojos en la preparación de postres como mermeladas, compotas, o como topping para yogures o helados.
  • En batidos y smoothies: Mezclar los frutos rojos con otros ingredientes para preparar batidos, smoothies o zumos nutritivos y refrescantes.
  • En salsas: Cocinar los frutos rojos ligeramente para hacer salsas que acompañen carnes blancas u otros alimentos.

¡Descubre en nuestro recetario las mejores recetas para incorporar los frutos rojos en tu día a día!

Encuentra toda la variedad de frutos rojos en tu tienda habitual Ametller Origen o en la tienda online.


Los guisantes, las legumbres más desconocidas

Ya tenemos aquí, uno de los productos estrella de la temporada, los guisantes. Y es que a pesar de que a menudo se confunden con verduras, porque se consumen frescos, los guisantes forman parte de la familia de las leguminosas (como las lentejas, los garbanzos o las judías blancas) y presentan un gran valor nutricional, tienen muchas propiedades saludables y son uno de los alimentos más completos y básicos de una dieta saludable. Además, son muy sabrosos y una auténtica delicia para el paladar ahora que se encuentran en su punto óptimo.

Principales propiedades de los guisantes

Fuente de proteína: aportan una cantidad relevante de proteínas de origen vegetal, especialmente los guisantes que tienen las mismas proteínas que un huevo (7 g por 100 g por producto fresco).

Fibra: ontienen una elevada cantidad de fibra, que te ayuda a mejorar la salud intestinal, eliminar toxinas y evitar el estreñimiento.

Vitamina C: los guisantes son la legumbre más rica con esta vitamina que protege las células contra el envejecimiento. Para poder aprovechar al máximo la vitamina C se tienen que elegir opciones de cocción cortas y con poca agua.

Vitaminas del grupo B: (exceptuando B12) indispensables para el buen funcionamiento del metabolismo y la asimilación de nutrientes.

Fuente de minerales: Contienen minerales esenciales como el hierro, esencial para el transporte de oxígeno a la sangre, potasio, que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos y magnesio, que ayuda en la formación de los huesos y el buen funcionamiento del coro.

Contenido bajo de grasa: contienen muy poca grasa, a pesar de que se caracteriza por ser poliinsaturada.

¿Cómo y cuándo comer guisantes?

Los guisantes son ideales para cocinar cocidos, salteados, al vapor, escaldados, estofados o crudos dentro de una ensalada y puedes involucrar a los más pequeños de la casa para que te ayuden a desgranarlos. Debes saber que se recomienda el consumo de legumbres de 3 a 4 veces por semana, como mínimo, y que sean la principal fuente de proteína. Así pues, en la comida en que comas legumbres, puede ser para comer o cenar, los puedes combinar con cereales y otros vegetales, y no es necesario poner alimentos de origen animal.

Encuentra los guisantes más frescos y tiernos en tu tienda habitual Ametller Origen y en la tienda online


¿Qué beneficios tiene el bacalao?

El bacalao es un pescado de tamaño medio grande, muy sabroso y de fácil digestión, además de ser súper versátil en la cocina: al horno, a la plancha, en forma de buñuelos, croquetas etc. En el siguiente artículo te explicamos por qué es tan saludable el bacalao, qué tipo de pescado es, así como dónde habita. ¡Vamos!

5 propiedades del bacalao

Toma nota, estas son las propiedades de este pescado:

  • Contiene ácidos omega-3: se trata de grasa saludable que aporta muchos beneficios como el de mantener el corazón sano, fortalecer las neuronas y tener un efecto antiinflamatorio.
  • Contiene proteínas de alto valor biológico
  • Fuente de selenio y fósforo: para que te hagas una idea, una ración de bacalao aporta el 39% de la ingesta necesaria de fósforo a un adulto.
  • Vitaminas del grupo B: especialmente, B6 y B12

 ¿Qué tipo de pescado es?

El bacalao es un pescado blanco, es decir, contiene una cantidad más pequeña de grasas saludables omega-3 respecto a otros pescados y, por este motivo, se clasifica dentro de los pescados blancos o magros. En este grupo también encontramos otras especies como la merluza, el rape o el lenguado, por ejemplo.

¿De dónde es típico el bacalao?

El bacalao es un pescado que habita en aguas frías saladas, especialmente en el océano Atlántico, y los suministros que recibimos en nuestro país proceden, principalmente, de países del norte, como Dinamarca, Noruega o Islandia.

Encuentra el mejor bacalao procedente de Islandia en tu tienda habitual Ametller Origen o en la tienda online. Encuéntralo a lomos, en forma de carpacho, esqueixat o en crema para untar. ¿Con cuál te quedas?