El atún, fuente de ácidos grasos omega-3

¿Sabías que el atún es uno de los pescados azules más consumidos y tiene muchas propiedades para tu salud? En el siguiente post te explicamos todos los beneficios que te aporta este pescado.

El atún es rico en ácidos grasos omega-3 que protegen tu salud cardiovascular y tienen propiedades antiinflamatorias. Por otro lado, es el pescado con más contenido de proteínas de alto valor biológico, en comparación con otros pescados y carnes.

Además, te aporta una gran cantidad de vitaminas del grupo B, que te ayudan a mantener sanas las neuronas y los glóbulos sanguíneos. También es una fuente de vitamina D, necesaria para fortalecer los huesos y mantenerlos saludables, mejorar la salud de tu sistema inmunitario y la función muscular. Respecto a los minerales que contiene, destacan el fósforo y el selenio.

Recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir entre 3-4 raciones de pescado a la semana y, como mínimo, una de las veces debe ser pescado azul como el atún.


Descubre las propiedades del queso de oveja

El queso de oveja te aporta una gran cantidad de proteínas, fundamentales para el crecimiento y el cuidado de los tejidos musculares. Contiene vitaminas A, D y E, que ayudan a la regeneración de los huesos y al desarrollo y absorción del calcio y es rico en minerales, los cuales ayudan a prevenir la osteoporosis y la descalcificación.

Hoy te queremos presentar un queso de oveja de corteza natural de procedencia vasca elaborado con leche de ovejas autóctonas. Se trata del queso Agour, de elaboración propia, sin colorantes ni conservantes, madurados sobre mesas de madera cosa que le da una textura única. Un producto con enorme tradición histórica y un gran valor social, cultural y medioambiental.

El queso de oveja es una opción ideal para incluir en tu dieta ¡tanto por sus propiedades como por su sabor! Anímate a probarlo con una rebanada de pan tostado o bien prepárate un bocadillo para desayunar, a media mañana o de merienda o trata de ponerlo en pequeñas porciones en la ensalada. También es ideal para combinar con vino blanco o cava.


Habas, una legumbre milenaria

¿Sabías que los romanos, los egipcios y los griegos ya cultivaban habas? Esta legumbre verde, fuente de proteínas vegetales tiene infinidad de propiedades nutricionales entre las cuales destacan una gran cantidad de fibra, que te ayuda a mejorar la salud intestinal, eliminar toxinas y evitar el restriñimiento.

A la vez, son fuente de minerales, en particular hierro, esencial para el transporte del oxígeno a la sangre y para formación de glóbulos rojos, y potasio que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos.

Las habas también tienen un importante contenido en vitamina B3 y B9, indispensable para el buen funcionamiento del metabolismo, y vitamina C que protege las células contra el envejecimiento.

¡Incorpóralas en tu dieta y disfrútalas hervidas, salteadas o escaldadas!

 


Guisantes, el caviar verde

¿Sabías que 100 g de guisantes tienen tanta proteína como un huevo? Esta pequeña legumbre verde, a menudo confundida con una verdura, tiene aproximadamente unos 7 g de proteína por 100 g.

De todas las legumbres, es la que tiene mayor contenido en vitamina C y carotenos que, entre otras funciones, protegen nuestras células del envejecimiento. Es también una legumbre rica en vitamina del grupo B, exceptuando B12, que no está presente en los alimentos de origen vegetal. A la vez, te aporta minerales como el hierro, el potasio, el magnesio y el calcio y también contiene fibra que te ayuda a mejorar el tráfico intestinal.

¡Te animamos a incorporar los guisantes en tu dieta ahora que es temporada! Disfruta de esta joya gastronómica y anímate a prepararlos cocidos, salteados o estofados. Puedes prepararlos con los más pequeños de la casa y que te ayuden a pelar las vainas, una actividad divertida, que podéis hacer todos juntos.

Para seguir una dieta saludable, recuerda que es importante incluir las legumbres un mínimo de 3 a 4 veces por semana.


Día Mundial de la Salud: ¿qué debe incluir tu plato saludable?

Tal y como indica la Organización Mundial de la Salud, una alimentación equilibrada junto con un estilo de vida saludable como la práctica de deporte o un buen descanso, ayudan a prevenir enfermedades no transmisibles como la diabetes, la hipertensión, la obesidad o determinados tipos de cáncer.

Realmente sabes ¿qué debe incluir tu plato para que sea completo y saludable:

  • 50% de verduras y hortalizas de temporada
  • 25% de proteínas: de origen animal como el pescado, la carne o los huevos o de origen vegetal como las legumbres o derivados.  
  • 25% farináceos: en este grupo encontramos el pan, la pasta, el arroz, la patata, el boniato, los cereales. Intenta que sean integrales porque te aportan más nutrientes como la fibra.

Para terminar, acompaña tu plato saludable de fruta de temporada o un lácteo y no olvides hidratarte correctamente con agua.

En el marco del Día Mundial de la Salud, mañana, a las 18.30 h, celebramos el taller Snacks Saludables. ¡Apúntate aquí!


Beneficios del silicio y los alimentos con más cantidad de este mineral

¿Sabías que el silicio es el principal mineral encargado de la formación del colágeno y los huesos?

El colágeno está implicado en la piel, las uñas, el pelo, los huesos, las articulaciones y los ligamentos. Esto significa que el silicio te ayuda a mantener una piel joven y unas uñas, unos cabellos, unos huesos y unas articulaciones fuertes.

Los vegetales son la principal fuente de silicio, especialmente el pimiento, el pepino, la cebolla y la lechuga, pero es importante comerlos crudos o en cocciones cortas para que no pierdan este mineral. Los cereales integrales, como el arroz, la avena, la cebada, el salvado, la quinoa y el mijo marrón también contienen silicio.

¡Incorpóralos en tu dieta!


¿Por qué son tan buenas las espinacas para tu salud?

¿Qué te aporta esta hoja de color verde intenso que hace que sea tan importante para tu dieta? En el siguiente post  te explicamos las propiedades las espinacas.

El valor nutritivo de las espinacas radica, especialmente, en su contenido en vitaminas y minerales. Algunas de estas vitaminas, como la vitamina B9 o folato, tienen un papel relevante en la formación normal de las células sanguíneas y un papel protector de las patologías cardiovasculares. También encontramos la Vitamina C que, junto con la Vitamina E y los carotenos, juegan un papel importante como antioxidantes.

En cuanto a los minerales, destacan, especialmente, el potasio y el hierro. Además, las espinacas también aportan una cantidad apreciable de fibra, lo que ayuda a regular el tráfico intestinal. ¡Así que no olvides incorporarlas a tu dieta!

Una manera sencilla de cocinarlas son hervidas con patata y un buen chorrito de aceite. También las puedes preparar salteadas con pasas y piñones o frescos dentro de una ensalada. Si tienes algo más de tiempo, siempre puedes preparar unas empanadillas de espinacas y queso o una deliciosa quiche. Recuerda que se recomienda consumir mínimo dos raciones de vegetales al día en comidas principales, comida y cenar, con una cantidad de entre 150-200 g en cada comida.

Asimismo, debemos remarcar que, tal como detalla la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), con el objetivo de disminuir la exposición a los nitratos entre la población vulnerable no se recomienda el consumo de espinacas antes del primer año de vida de un bebé. En los niños de entre 1 y 3 años se recomienda no dar más de media ración al día de espinacas, lo que equivale a 45 g.


peculiaridades-berenjena-larga

¡Descubre las peculiaridades de la berenjena larga!

Existen tres variedades de berenjenas: de fruto largo, de fruto globoso y de fruto ovalado. Hoy te queremos explicar las peculiaridades de la berenjena de fruto largo, una variedad poco frecuente, por su dificultad a la hora de cultivar y, que desde Ametller Origen queremos recuperar por ¡sus fantásticas propiedades y usos culinarios!

La berenjena larga es especialmente sabrosa y, como es más larga y fina que la berenjena tradicional, no absorbe tanto aceite y es más fácil de cocinar. Esta variedad es ideal para hacer a la plancha, salteada, frita o para preparar un buen pisto de verduras. ¡Diferentes opciones para incorporarla a tu dieta!

La berenjena es una verdura con propiedades beneficiosas para tu salud. Tiene un alto contenido en fibra, vitaminas, minerales (destaca la cantidad de calcio, magnesio, potasio y fósforo) y compuestos fenólicos que le otorgan propiedades antioxidantes.

Para seguir una dieta equilibrada, recuerda consumir mínimo dos raciones de vegetales al día en comidas principales, con una cantidad de entre 150-200 g en cada comida.


Cuidemos nuestra microbiota intestinal: ¿qué nos aportan las crucíferas?

¡Mejorar nuestra microbiota intestinal es sinónimo de invertir en salud! La microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro intestino. Tener una gran variedad de bacterias es un indicador de salud, mientras que una microbiota intestinal poco diversa se asocia con enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias, entre otras.

Entre algunas de las recomendaciones para mejorar esta microbiota y su diversidad es seguir una alimentación variada, de temporada y con una gran variedad de alimentos de origen vegetal.

En el caso de la col lombarda o la coliflor, que pertenecen a la familia de las crucíferas, son una buena opción para mejorar nuestra microbiota intestinal pues nos aportan fibra, un componente que nuestro organismo no puede digerir y, por eso, llega intacto a nuestro colon, donde hay un conjunto de bacterias, conocidas como microbiota, que utilizaran estas fibras para multiplicarse y crecer y, a la vez, si las cuidamos bien, nos aportan salud.

Asimismo, las crucíferas nos aportan vitamina C, B9 y K, antocianina –un potente antioxidante que nos protege de los procesos antiinflamatorios y del envejecimiento celular- y glucosinolatos, unos elementos químicos con azufre que una vez absorbidos, se les atribuyen propiedades protectoras contra algunos tipos de cáncer, siempre y cuando estén integradas dentro de una dieta saludable.

Recuerda que se recomienda consumir un mínimo de dos raciones de vegetales al día en comidas principales, en una cantidad de entre 150-200 g en cada comida. Las podemos cocinar al vapor, salteadas o bien optar por una crema de crucíferas.